8 octubre, 2017

Huellas Radio

Arte y comunicación son una unidad indisoluble y quién no comunica no es artista, porque no deja evidencia de existencia, no trasciende. Arte y comunicación es una extensión inmediata la una de la otra. Todo escenario en el que el proceso creativo está implícito, debe llevarnos a circunstancias en dónde el juego de las emociones con nuestro pensamiento, arroje un resultado que no es otro que el diálogo con lo creado.

El ejercicio de la comunicación se ha relacionado sólo con el hecho informativo, noticioso y casi siempre, escabroso. Entonces perdemos la perspectiva y se tiene la idea de que informar es sólo ir en contra, hablar mal, evidenciar lo oscuro, destacar el horror. ¿Y qué hacemos con las buenas noticias? ¿Con lo que nos ayuda a paliar la oscuridad? ¿Con lo que nos lleva a subsanar el error? ¿Con lo que nos enaltece? No hay sitio para grillos. Al menos no desde nuestro lugar.

La comunicación es una virtud. Los vicios humanos pueden convertirla en un defecto. Sin embargo, una de las formas de comunicación que es inevitable en su acción y en su alcance es la conversa, el te digo, el me dices, la radio bemba, el radio pasillo alejado totalmente del rumor falso y muy cercano a la verdad, a la veracidad, a la buena intención.

Comunícate desde el mejor lugar. Desde el nuestro haremos lo mismo. Dejemos la Huella con Huella Radio.